Cómo hacer y cocer arroz integral

Cómo cocinar el arroz integral. Cocción y sugerencias. Recetas y recomendaciones.

Sabemos que el arroz integral, y en general todos los cereales, son más saludables que los refinados. El arroz integral no es más que el arroz que conserva su cáscara, el salvado. Ello implica que, al tratarse de un carbohidrato complejo, sea fuente de fibra y vitaminas. Existen tantas variedades de arroces integrales como de arroces blancos refinados.

El consumo de la fibra de los cereales integrales mejora la salud gastrointestinal y contribuye al control de peso. Una forma perfecta de cuidarse y de incluirlo en tu dieta semanal.

A la hora de cocinar el arroz integral, debemos tener claras una serie de ideas para conseguir una cocción óptima, evitando que el arroz pueda quedar duro o excesivamente cocido. Si no quieres meter la pata, debes leer hasta el final.

Consejos para cocinar arroz integral

  1. Debemos tener claro, en todos los casos, que el arroz integral no tiene el mismo comportamiento que los arroces blancos. No quedará nunca con la misma textura que el arroz blanco.
  2. Igualmente tampoco se comportará igual en la cocción. Es más importante conseguir su punto justo de cocción que el añadirle la cantidad justa de agua. Por eso será necesario escurrirlo al final del proceso, no pasa nada.
  3. En el arroz integral, el salvado que rodea los granos, hará que el tiempo de cocción sea mayor al del arroz blanco refinado. El tiempo de cocción del arroz integral SOS será de 20 minutos. Lo mejor es siempre leer las indicaciones y recomendaciones de cada fabricante. Puedes llegar a encontrar arroces integrales con más de 40 minutos de cocción.
  4. La buena noticia es que el arroz integral al ser más duro y elástico, difícilmente se nos pasará y se quedará hecho una “pasta” cómo con los arroces blancos, así que tenemos margen de error.
  5. Conoce la variedad del arroz integral que vayas a preparar. Lo vuelvo a repetir. No hay un tiempo de cocción fijo o estándar para el arroz integral. Sigue el tiempo que indica el fabricante, si no indica nada prueba periódicamente desde los 20 minutos hasta los 40 minutos, que lo notes cocido y al dente.
  6. Debemos tener claro que no es necesario lavar el arroz integral. Así estaríamos arrastrando con el agua, todos sus efectos beneficiosos. Vitaminas y minerales dejarían de estar presentes.
  7. Para asegurar un grano suelto y en función del tipo de receta, podemos rehogar el arroz unos minutos en una grasa antes de la cocción.
  8. ¿Hace falta aromatizarlo? El propio salvado es suficiente para aportar nutrientes y un aroma característico. Puedes añadir especias o verduras para enriquecerlo, pero no es necesario.

Preparación de arroz integral

Te muestro nuestra receta base que no tiene mucha ciencia. También debes tener en cuenta los consejos que os he comentado anteriormente. Así lograrás dejar los granos de arroz integrales al punto, ni pasados ni duros.

  1. Cocción en cazuela al fuego, inducción o vitro. En una cazuela calentamos el agua con una pizca de sal generosa. Cuando el agua comience a hervir incorporamos el arroz integral.
  2. Cocinamos el arroz a fuego medio durante 20 minutos. Prueba el grano dos minutos antes del tiempo recomendado, si está “al dente” retíralo.
  3. Escurrimos el agua sobrante y arroz listo.
  4. Al vapor, tenemos que dejar el arroz en remojo durante 2 horas. Escurrimos y ponemos el arroz en un paño limpio que habremos colocado en la bandeja de la vaporera. Tapamos la vaporera y dejamos cocinar durante 40 minutos. Dado que se trata de una cocción larga debes tener cuidado de que la vaporera no se queda sin agua.
  5. En arrocera eléctrica: Misma proporción que con el arroz cocido. Ponemos todos los ingredientes en la arrocera (agua, sal y arroz), tapamos y ponemos la arrocera en modo cocción hasta que se apague sola. No destapamos la arrocera hasta que no haya terminado.

El arroz integral lo podemos servir como cualquier otro arroz. Si deseamos, en los últimos 10 minutos de cocción podemos añadirle verduras picadas para darle un toque más sano si cabe.

Si queremos servirlo para acompañar, tal cual, cocido, es buena idea agregarle un poco de cilantro, perejil, cilantro fresco picado. Un toque de color y aroma.

Aquí tienes el paso a paso para hacer este arroz integral. Una opción sana para elaborar un plato único refrescante y nutritivo.

 

Beneficios del arroz integral

  • Se cree que el arroz integral, con más contenido de fibra, puede contribuir a mejorar la función intestinal y los casos de estreñimiento. Por otro lado, se recomienda el arroz blanco en casos de diarrea o gastroenteritis.
  • El salvado o fibra del arroz integral contiene minerales y vitaminas, mientras que su contenido en el arroz blanco es bastante menor. La fibra contribuye a que el arroz integral se asimile más lentamente que el blanco, y así se mantienen también unos niveles equilibrados de glucosa. El consumo de arroz integral mejora los niveles de hemoglobina glicada, colesterol total y colesterol LDL.
  • Los alimentos ricos en fibra son más saciantes que los refinados y además se digieren más lentamente, por lo que son ideales en casos de dietas de adelgazamiento, especialmente si hay ansiedad. Ademas, el arroz integral contiene más proteína que el arroz blanco y es ligeramente superior en grasas, pero su contenido en fibra ayuda a asimilarlas mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.