Flan de leche condensada

Cómo hacer un flan de leche condensada.

Si hay un postre que me traslade a la niñez cuando lo pruebas es el flan casero, no sólo eso, estoy convencido que pasa en la mayoría de las casas, al menos si se ha hecho flan alguna vez.

En nuestras recetas de postres no podía faltar uno de los clásicos de mi infancia, el flan de leche condensada que tanto gusta a mi tía Anita.

A partir de un básico de la cocina como el flan se puede jugar con los ingredientes base como huevos, leche y azúcar puedes conseguir el flan que más te guste. En el blog podéis encontrar varios ejemplos como el flan de queso, flan de naranja, flan de naranja, un flan de café, el flan de turrón de Jijona, flan de chocolate, flan de yogur, flan de coco y de los más curiosos de todos, el bizcoflan. Además de todos estos, quizás después del de queso el más cremoso es el de leche condensada.

Dentro de las recetas de postres de este blog no podéis olvidar el pudin o budín, podéis incluso adaptar esta receta para añadir aquella bollería o pan que tengáis un poco dura por casa. No he sido muy goloso de pequeño, pero la leche condensada recuerdo comérmela a cucharadas, una de mis debilidades.

Os puedo asegurar que si aún no has probado este flan, te va a picar la curiosidad, seguro que cae en la cesta de la compra un bote de leche condensada en tu próxima visita al súper.

 

Preparación del caramelo

  1. Calentamos el horno a 170º C con calor arriba abajo sin aire.
  2. Hacemos un caramelo ligero con el azúcar y unas gotas de agua y limón, seguid los pasos del vídeo que os dejo en la receta.
  3. Cubrimos el fondo del molde del flan con el caramelo, también puedes optar por hacer flanes individuales.

Preparación de la base del flan de leche condensada

  1. Mientras en un cuenco batimos los huevos con la leche entera y la leche condensada sin hacer demasiada espuma. Lo justo para que se mezclen y quede una masa cremosa. Reservamos.
  2. Rellenamos la bandeja central del horno con agua caliente hasta que cubra un tercio de la altura del molde.
  3. Subimos la temperatura del horno a 200º C hasta que empiece a hervir el agua.
  4. Ponemos la crema de flan de leche condensada en pequeños moldes de flan o en una flanera individual. Los cubrimos con papel de aluminio y los metemos al horno en la bandeja con el agua durante 50-60 minutos aproximadamente.
  5. El tiempo depende un poco del tamaño del molde o moldes y del horno, pero a partir de los 40 minutos, comprobad la cocción.

Horneado y presentación final del flan

  1. Horneamos a unos 200º C hasta que el flan o los flanes individuales estén cuajados y dorados.
  2. El horno no se manchará nada de nada pero tened cuidado de no quemaros con el agua de la bandeja.
  3. Al cabo de los 50 minutos puedes probar con un cuchillo para ver si están totalmente cuajados. Si sale limpio ya estarán listos, si no los dejamos un poquito más.
  4. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después los metemos en la nevera. Estarán mucho mejor fríos y de un día para otro.
  5. Desmoldamos con cuidado en un plato para que se bañe todo el flan con el caramelo. A disfrutar. ¡De rechupete!

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en la receta de flan de leche condensada. No os perdáis detalle y saldrá un flan para hacer una y otra vez.

 

Consejos para un flan de leche condensada perfecta

  • Antes de que me preguntéis, os dejo con un enlace arriba de donde comprar las flaneras individuales que tengo en casa. Un formato individual para este postre, o su versión rectangular de un molde de silicona.
  • El flan de leche condensada, tal como sucede con todos los postres que se hacen con el calor del baño María. Necesita posteriormente un reposo y enfriamiento antes de poder tomarlo.
  • Os recomiendo que por favor hagáis el caramelo en casa, es un paso muy simple y el sabor y textura no tiene nada que ver con el comercial, espero que os animéis con este nuevo flan.
  • Os recomiendo que los últimos 10 minutos de cocción le quitéis el papel de aluminio. Así conseguimos que pille un poco de color la parte de arriba. Aunque luego no se vea pues le daremos la vuelta.
  • Os aseguro que que este flan se va a convertir en un clásico en casa. Un postre que es la cosa más fácil del mucho, solo tienes que saber mezclar. Así que esta receta no se te resistirá.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.