Pan moña gallego

Cómo hacer un pan moña gallego.

Un auténtico pan de moña gallega es todo un monumento en Galicia y quien lo pruebe cuando lo visita, compra 2 o 3 para llevar a su área de origen.

Cuando hablamos de esos panes de panal gallegos con agujeros de buen diámetro en su miga, no son más que esculturas de las burbujas de vapor producidas dentro de la pieza durante la cocción y que tanto nos gustan en casa .

Este pan moña gallego con masa fermentada con más tiempo de horneado que Edu nos presenta, nuestra última firma en el blog, OPelouro tienen una ventaja sobre los más pequeños, requieren más tiempo, pero la paciencia, en el pan, tiene su recompensa. Como dice en Instagram en la mayoría de sus panes, y que ahora también puedes disfrutar en Rechupete Recipes.

Las masas solo se ven afectadas por dos procesos, el de fermentación, por un lado, y el de hidratación, por el otro. Entonces, en este tipo de pan vamos a explicar los dos tipos hasta que lleguemos casi a un maestro del pan gallego, y quizás uno de los que más me guste junto con el hilo gallego y el pan de Cea . El trío perfecto de pan gallego.

Este increíble pan gallego destaca por su masa aireada y pertenece al grupo de los panes súper hidratados. Intente preparar este pan en casa y obtendrá un pan con una miga sabrosa, húmeda, suave y elástica, ideal para tostadas de desayuno o merienda. Acompañado o no, lo dejo a tu gusto. Un clásico en nuestra cultura del pan. Espero que te guste.

 

Preparación de la masa y amasar el pan moña

  1. Mezclamos todos los ingredientes excepto la masa madre, es decir, la harina, el agua y la sal. Déjelos descansar por un par de horas como mínimo en un tazón cubierto. Esto se llama autólisis y hará que el pan prácticamente amase por sí solo.
  2. Después de ese tiempo, mira cómo el pan está casi amasado. Ahora agregue la masa madre asegurándose previamente de que esté activa (burbujeante y aromática).
  3. Exprime todo para mezclar bien. Parece que se está deshaciendo nuevamente, pero pronto recuperará una buena textura.
  4. Volcamos la masa en un tupper o cubeta y hacemos pliegues doblándola y estirándola en dos hasta que ya no puedas doblarla.

Fermentación y forma (con la moña) del pan gallego

  1. Atención te aconsejo : si pones una cacerola de agua hirviendo en el horno con la tapa apagada y colocas el tupper dentro con el masa, fermentará mejor gracias al calor.
  2. Asegúrese de que la masa esté en un lado y la cacerola en el otro para que no impacte directamente. Déjalo allí durante aproximadamente 2 horas y media, dándole pliegues cada media hora. Si lo haces fuera del horno, te llevará 3 o 4 horas, dependiendo de la temperatura de la cocina.
  3. Cuanto más calor, más rápido fermentará. Después de ese tiempo, enharina ligeramente la mesa y enrolla la masa. Luego colóquelo con la parte del nudo (la parte fea) boca arriba en un tazón con un paño enharinado para que no se pegue.
  4. Póngalo en la nevera durante al menos 8 o 10 horas. Después de ese tiempo, vierta cuidadosamente la masa sobre un papel de hornear y una pala (o una tabla de cortar que servirá como pala).
  5. Hacemos el arco. Al salir de la nevera, la masa será bastante dura, lo que facilita el trabajo. Pellizque la parte superior y levante la masa, agarre la base con la otra mano, exprima la parte que pellizcó y gírela para que quede el bollo. Ponlo de nuevo sobre la mesa y presiona la moña para arreglarlo.

Horneado y presentación final del pan moña gallego

  1. Precalientamos el horno a 250º C con calor arriba y abajo.
  2. Cuando está a esa temperatura, lo horneamos a 250 ° C durante unos 15 minutos con calor justo debajo. Es importante que generes vapor en el horno al poner la masa. Para hacer esto, coloque una bandeja con piedras en la base y precaliente el horno con el interior.
  3. Una vez que coloque el horno, vierta cuidadosamente un vaso de agua dentro y ciérrelo rápidamente. Generará el vapor necesario para que el pan crezca adecuadamente.
  4. En el horno, durante el proceso de cocción, el vapor de agua se abre paso como puede y crea esas formas de burbujas y cavernas en la miga.
  5. Después de 15 minutos baje a 200 ° C y caliéntelo de arriba a abajo. Déjalo así durante 50 minutos más.
  6. Después de que haya transcurrido el tiempo de cocción, déjelo descansar y enfríe sobre una rejilla para que respire desde abajo y no se moje. ¡Y luego para disfrutarlo!

Puedes ver todas las fotos de la receta en el paso a paso de la receta de pan moña gallego. Si tienes dudas, sigue las fotos y obtendrás un pan perfecto y delicioso.

 

Consejos para un pan moña perfecto

  • Vamos a utilizar 500 gramos de " fariña para esta receta del país ". Si no lo tiene, valdría harina de fuerza del super. Aunque la fariña do pais aporta más sabor. En el caso de utilizar harinas de supermercado, es mejor combinar 400 gramos de harina forzada y 100 gramos de trigo integral.
  • Este pan requiere un largo proceso de amasado, es conveniente practicar un poco y comenzar con poca masa. Con esta receta, la proporción de masa es ideal para comenzar con este método de amasado, con la práctica que se adquiere podrá hacer panes de más peso.
  • Pronto subiremos más el nivel para que puedas hacer otros panes con diferentes técnicas, las de masa madre son las que más me gustan. Atento a la sección de recetas de pan .

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.