Receta Pan de Pascua italiano

Cómo hacer pan italiano de Pascua.

Esta dulce receta es un típico pan de Pascua italiano primo hermano de Colomba o paloma de Pascua también del país de la bota, o monos españoles de Pascua del área de Levante, el panquemao y otros panes dulces muy similares.

Este pan de Pascua está hecho de una masa de harina enriquecida con leche, huevos y mantequilla que se trenza y se enrolla. Termina con un huevo en el centro, que se puede teñir, pintar o dejar como está, y azúcar perlado o fideos de colores.

Es innegable que es un pan hermoso y, si opta por la opción colorida, también es divertido. Pero lo mejor de todo es que tiene un sabor tan suave y una textura fabulosa.

Es delicioso recién hecho, como es el caso con todos los panes, pero no para hacerte feo al día siguiente. Especialmente si los mantenemos en un recipiente hermético, ya que mantendrán su jugosidad y textura.

Acompáñalos con un vaso de leche muy fresca o una bebida caliente y humeante, como una infusión, un café con leche, una taza de chocolate caliente ... al gusto. Disfrútalos en el desayuno o merienda. No importa cómo y cuándo los comas, de todos modos son deliciosos.

  • Agregue el azúcar y la levadura, revuelva durante unos minutos hasta que el azúcar se disuelva.
  • En un recipiente hondo, vierta la harina y haga un agujero en el centro. Vierta la mezcla anterior y revuelva suavemente, incorporando la harina poco a poco.
  • Cuando hemos obtenido una papilla y todavía hay harina para agregar, batimos el huevo y lo agregamos.
  • Continuamos revolviendo y agregando la harina hasta que no queda rastro de ella y hemos obtenido una masa homogénea.

 

Amasamiento y forma del pan de Pascua italiano

  1. A esta masa le agregamos la mantequilla, cortada en trozos pequeños ya a temperatura ambiente. Amasamos con coraje y energía para que se integre.
  2. La ​​masa es muy pegajosa inicialmente, pero después de unos 8-10 minutos se volverá sedosa y manejable. No debemos rendirnos.
  3. Podemos amasar con un robot y ahorrarnos algo de trabajo. El procedimiento sería el mismo y consistiría en agregar los ingredientes en el mismo orden que hemos indicado.
  4. Cuando la masa está lista, untamos un pequeño recipiente con un poco de aceite y lo colocamos dentro.
  5. Cubrimos con un paño limpio y seco y lo dejamos crecer durante una o dos horas, hasta que duplique su volumen. El tiempo exacto dependerá de la temperatura ambiente.
  6. Desgasificamos la masa apretando suavemente con el puño o amasando sobre una superficie de trabajo limpia.
  7. Dividimos la masa en dos partes iguales y luego cada mitad en tres partes. Tendremos seis piezas del mismo tamaño o similar.
  8. Estiramos cada pieza para que tengamos seis churros grandes de aproximadamente 30 cm de largo aproximadamente.
  9. Tomamos dos de ellos y los entrelazamos suavemente para que tengamos un enrollado perfecto.
  10. Cuando llegamos al final, unimos los dos extremos formando un círculo con un agujero en el centro. Repetimos la operación dos veces más para obtener tres panes.
  11. Dejamos que los panes suban en una bandeja para hornear cubierta con papel vegetal o un silpat durante aproximadamente 45-50 minutos, cubiertos con un paño limpio y húmedo.

Horneado y presentación final del pan de Pascua italiano

  1. Batimos la clara de huevo con la cucharada de leche y untamos los panes con la mezcla. Colocamos un huevo en el hueco de cada uno y lo espolvoreamos con azúcar perlado.
  2. Cocinamos en el horno, precalentados a 175ºC con calor arriba y abajo, durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados.
  3. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de servir.

Aquí puedes ver todas las fotos del paso a paso de la receta para el pan de Pascua italiano . No te pierdas ningún detalle y será perfecto, vamos, para repetir una y otra vez.

pan de Pascua italiano

Consejos para un pan de Pascua italiano perfecto

  • Como con todos los panes, para obtener un buen resultado Como resultado, es necesario tener paciencia porque los tiempos de levantamiento pueden ser largos. Todo dependerá de la temperatura a la que se encuentre nuestra cocina.
  • La ​​mantequilla convierte esta masa en algo glorioso, pero es necesario invertir tiempo en amasar. No se desespere si se pega a sus manos y al mostrador. Con el tiempo se vuelve sedoso y suave.
  • En lugar de azúcar perlado, podemos usar virutas de chocolate de colores para darle un toque más divertido. También podemos teñir los huevos, en cuyo caso deben ser blancos.
  • Este tipo de bollo o pan dulce se congela muy bien, envuelto individualmente en una envoltura de plástico.
  • Es bueno tenerlo en el congelador por un momento de dulce capricho o sacarnos de apuros cuando llega un visitante y no tenemos tiempo para preparar nada. Por esta razón, aunque parezca mucho, debe hacerse todo. Entonces le daremos las gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.